Un ladrón intentó robar en un departamento, se cortó con el vidrio de una ventana y murió desangrado El cuerpo del joven, que tenía 23 años, fue encontrado en una cuneta, hasta donde llegó tras arrojarse del balcón cuando intentaba escapar.

Un joven de 23 años murió desangrado este domingo a la madrugada tras haberse cortado con un vidrio de la ventana que rompió para intentar entrar a robar a un departamento de la localidad de Reconquista, en la provincia de Santa Fe.

Los efectivos siguieron entonces las manchas de sangre que terminaban en una cuneta lindera y así descubrieron el cuerpo del presunto delincuente, un joven de 23 años de Loteo Belén que fue identicado más tarde como Alan Pereyra.

 

La reconstrucción del hecho

Según las primeras pericias, los investigadores encontraron una ventana rota y rastros de sangre en el piso superior del edificio, tanto en el exterior del lugar como en la baranda del balcón.

Así pudieron recostruir que Pereyra había subido hasta ese lugar y rompió el vidrio de una de las ventanas a patadas con la intención de entrar a robar pero, al hacerlo, sufrió cortes en varias partes del cuerpo, el más profundo en una pierna.

Debilitado, el joven habría intentado escapar y llegar hasta el sitio donde había dejado su bicicleta pero su cuerpo no resistió, y murió desangrado apenas unos minutos después en la cuneta.

Más tarde, los propietarios declararon y confirmaron que Pereyra no había logrado llevarse nada de ninguno de los dos departamentos a los que intentó entrar a robar.La investigación del hecho quedó a cargo del fiscal de turno Alejandro Rodríguez, quien ordenó realizar la autopsia al cuerpo del joven fallecido.